#ElTemaDeLaSemana: COSAS QUE NO QUIERO HACER COMO PADRE

No sé si tengo más claro lo que quiero ser o lo que no quiero ser. Quizá tengo la suerte de haber tenido un gran ejemplo y mi trabajo no es más que copiar y pegar.  Podría contar con los dedos de una mano lo que no quiero ser así que…

No quiero ser un padre ausente. Quiero estar ahí, en lo bueno y en lo malo. Ir a recogerla al cole, acompañarla a las extraescolares y a los cumpleaños. No siempre es fácil. No me puedo quejar, pero siempre me parece poco. Yo no tuve esa suerte con mi padre pero nunca tuve sensación de que estuviera ausente. Siempre disponible, siempre atento, siempre pasaba a darme el beso de buenas noches o a dejarme una sorpresa en la mesilla, siempre presente en los momentos importantes. Lo importante es la calidad y no la cantidad, pero si hay cantidad con calidad, mejor que mejor. ¿No?

No quiero ser un padre sobreprotector, pero tampoco quiero ser un padre despreocupado. Tiendo más a lo primero. Es difícil el equilibrio. A menudo me enfada y entristece ver a los padres que no están pendientes de sus hijos en el parque o que nunca se han sentado en la arena a hacer castillos con ellos. En una ocasión mi hija le dijo a una niña: “Vete a jugar con tu padre que yo estoy con el mío”. Pensé que igual estaba interviniendo demasiado y me alejé. Guardando una distancia de seguridad, atento, que sepa que estoy pero respetando su autonomía. Ahora ya solo quiere jugar con sus amigos. Los años no perdonan.

No quiero ser un padre que compara constantemente a su hija con las hijas de los demás. Quiero admirarla y estar siempre orgulloso de lo que es y de lo que hace aunque no sea lo que yo hubiera pensado.

No quiero ser un padre que no se da cuenta de lo que está pasando aunque no lo cuente. Esto supone ser mujer, adivino o mago. Yo no soy nada de eso y por tanto me da miedo la falta de comunicación propia de la adolescencia, la falta de autoestima y tantas otras cosas que son noticia a diario. Yo solo quiero que sepa que puedo escuchar sin juzgar, abrazar sin recriminar y perdonar y olvidar. No es fácil, pero espero poder conseguirlo. Soy de los que piensa que es menos  importante lo que haga (ya que en la mayoría de las ocasiones no podremos evitarlo), y mucho más importante que me lo cuente. Lo segundo es mucho más difícil que lo primero. Hay que ponerse retos en la vida…

No quiero ser un padre de libro o de dibujos animados. No puedo serlo. Pierdo la paciencia, me canso, trabajo demasiado, le dedico demasiado tiempo a mi móvil, no puedo hacer piruetas, se me queman las galletas y las magdalenas me quedan crudas, no sé hacer magia ni arreglarlo todo… y pesar de todo eso , lo único que quiero es que me siga diciendo “Mi papa es el mejor”.

Papá novato

Anuncios

4 comentarios en “#ElTemaDeLaSemana: COSAS QUE NO QUIERO HACER COMO PADRE

  1. ¡Y yo con estas barbas! dijo:

    Me ha encantado eso de que es menos importante lo que hagan, y más importante es que nos lo cuenten. ¡Muyyyy cierto! Tanto, como que es todo un reto el que lleguemos a conseguirlo… Conseguir esa plena confianza debería ser una prioridad para cualquier padre, para que sepan que frente a los verdaderos problemas podemos estar ahí para ellos.

  2. Papás casi primerizos dijo:

    Buf, como te entiendo! Con mi hija mayor teníamos un papá ausente, que hasta después de separados le cuesta estar ahí, y en cuanto a la adolescencia… Es durillo encontrar el equilibrio, ahora tiene 14 años y le cuesta comunicarse, pero cuando hay algo realmente importante para ella siempre viene a mí porque sabe que soy capaz de comprender cualquier cosa que me cuente (aunque lo mío me cuesta a veces), pero como dices si lo va a hacer igualmente, pues mejor enterarse no? Y creo que es muy importante el ser abiertos con ellos, explicarles las cosas de manera natural, sin tabúes, y eso hace que se acerquen mâs. También decirte que algunas cosas siempre le costarán menos con mamá, eso es normal! Ella siempre viene primero a mí, pero a su padre ” postizo” también se las acaba contando, aunque él es más protector que yo y le cuesta asimilar algunas cosas… Crecen muy rápido! Muy buena entrada

  3. Papá DivertidOOs dijo:

    Me identifico totalmente con esos no quiero ser…

    Lo importante de estar siempre ahí y pasarla de lujo; de no ser ni sobreprotector ni sobreignorador; de darles sus tiempos, distancias y momentos; de saber lo que siente y quiere; pero anetodo, de dejarla ser ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s